Buscar

Notas

La mejora continua en la industria

Viernes, Octubre 8, 2021

por Rodrigo Sandoval 

 

Cuando los ingenieros empezamos a trabajar nos encontramos, por lo menos en mi caso con una metodología, una filosofía de la cual hoy es parte de mi propia vida; la mejora continua, que es el significado de la traducción de la palabra japonesa “Kaizen”.


改善 


Kaizen cobra significado cuando se entiende como parte del sintoísmo y budismo el lograr ser tu mejor versión. Aplicado a la industria es hacer mejores procesos, pero no solo termina ahí; es una filosofía que se extiende a toda la organización y permite lograr hacer más con lo mismo, y aprovechar cada una de las oportunidades que se tiene por mejorar cualquier cosa; siempre teniendo en cuenta que todo se puede mejorar.


¿Por qué es tan importante HOY?


En la ciudad


Es importante hoy porque aún nos hace falta integrar esta mejora continua a nuestra ciudad, nos hace falta como ciudadanos entender que podemos mejorar continuamente nuestra ciudad. Cada ciudadano es el equivalente a cada operador que mejora un proceso en su fábrica, cada ciudadano es el equivalente a cada ingeniero que ahorra de mejorar procesos industriales, cada ciudadano es equivalente a cada gerente y líder que gestiona los esfuerzos para determinar qué proyectos se pueden hacer para mejorar la empresa. Nuestra empresa es nuestra ciudad hoy. Me encantaría ver indicadores de cuantos choques hubo en la semana, cuantos arrestos y de qué tipo hubieron,  me encantaría ver cuantas toneladas de basura se generaron, cuantas multas se realizaron.


Merecemos conocer los indicadores que mueven a nuestra ciudad, porque son estos indicadores los que permiten generar acciones específicas para mejorar cualquier cosa. Y en este sentido el Kaizen en nuestra ciudad y país, es totalmente necesario, podemos hacer culpables a los gobernantes, pero la realidad es que el gobierno es totalmente el reflejo de nosotros, para bien o para mal, es lo que es.


En la industria y las Pymes


Cada día que llego a un negocio y mido su éxito, el poco o mucho que este tenga, en gran medida es atribuible a la consistencia, a lo esperado; poco se hace para mejorar. Es claro está de reconocerse que un negocio tenga consistencia; pero eso es lo mínimo que se tiene que tener para que este se encuentre operativo.


Para crecer se necesita “compromiso” y se necesita entender que lo más importante es “mejorar continuamente” así perpetuando que todos los días puede hacerse mas rápido un proceso, se puede atender mejor al cliente, se pueden manufacturar mejores productos, cada dia se puede cambiar el modo del negocio.


Por eso la “ceguera de taller” no solo en la industria, sino en la vida es fundamental; tenemos este mal y vemos con normalidad dejar la casa desordenada, el patio sucio, el armario voleado, etc. Y esta “normalidad” con la que vemos las cosas, no hace mediocres, nos hace incluso, inútiles, porque si ya no somos de utilidad para el bien común, para mi empresa, para mi vida, pues es entonces la razón principal de la depresión, del pesimismo, de la mala actitud, de la falta de ganas de vivir y mejorarlo todo. Porque nuestra mejor versión es la que nosotros proyectamos en nuestra mente; y esa misma proyección es la que nos hace lograr nuestros objetivos.


Deseo que la industria y las pymes adquieran la mejora continua, el Kaizen, para que prosperen; es una iniciativa integral que todas las industrias, todos los negocios, todas las personas pueden adquirir y beneficiarse de la misma.


Es exactamente lo que hacen los negocios que se profesionalizan, “mejoran” pero no es una mejora de momentos, es continua, es una búsqueda interminable. Suena cansado, pero no lo es, por el contrario, es aquello que únicamente nos va a llevar hacia donde queremos y hacia donde merecemos. Con estándares, con protocolos, políticas internas, con sistema de capturas de mejoras, con todos los mecanismo y documentación para regular y asegurarse que se lleven a cabo.


La mejor versión de la energía, es la energía sustentable y renovable. La mejor versión de la mecánica es el motor, la mejor versión de la estética es la belleza, la mejor versión de elección es la democracia, la mejor versión del capitalismo es la competencia, la mejor versión de la humanidad es la fraternidad, la mejor versión de la meditación es la mejora continua.


Cuando aprendamos a integrar entonces la mejora continua a toda la expresión humana, habremos encontrado a esa mejor versión que ha perpetuado la prosperidad, la abundancia, el equilibrio y la técnica para solo llegar al derecho más fundamental; ser felices.           


No hay mejores industrias, mejores robots, mejores computadoras o mejores gobiernos; solo hay mejores personas. Todo lo demás es consecuencia de nuestra propia acción. Todo es consecuencia de nuestros deseos por ser no el mejor, sino los mejores como uno solo. Fraternidad.